Portada > Novedades
El Embajador Liang Yu recibe entrevista de la revista boliviana Dat0s
2017/12/20

El embajador chino en Bolivia, Liang Yu, recibió el día 29 de noviembre, una entrevista de Dat0s y habló de las relaciones bilaterales, la cooperación pragmática de ambos países, los logros del desarrollo de China y el XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China. Al siguiente está el texto íntegro de la entrevista:

China en Bolivia

Dat0s inicia una serie de reportajes sobre la presencia de China en Bolivia con la entrevista al embajador Liang Yu. En esta primera entrega hablamos de la capacidad y calidad de su tecnología, de sus empresas, su industria y desarrollo. El factor de la cooperación comercial en América Latina y en Bolivia; sus índices de crecimiento. De las peculiaridades del socialismo moderno sus metas y sus aspiraciones en el mundo.

Liang Yu, embajador de China en Bolivia nos recibe en un espacioso salón que está flanqueado por las banderas de China y Bolivia, El embajador es sencillo. Irradia una especial seriedad y asegura que para hablar de su país como una gran potencia del mundo habrá que esperar hasta 2050. Le toma una especial atención a los procesos. El Partido Comunista de China tiene 96 años y ha actuado durante este tiempo en armonía con la población. "La China tiene más de 1.300 millones de habitantes, el Partido Comunista casi 90 millones y los usuarios de las plataformas de internet son más de 750 millones."

Liang Yu hace énfasis en la unidad férrea del partido que aspira al desarrollo de su población concentrado en metas. "Somos el país más grande en vías de desarrollo", aclara cuando le preguntamos si la China es la primera potencia mundial. "En el Congreso del PCCh hemos diseñado el futuro para los próximos 32 años. Pensamos primero construir una sociedad modestamente acomodada hacia el año 2020; en 2035 llegar a ser un país socialista moderno y en el 2050 tendremos un país socialista poderoso con alta influencia internacional". Aclara que a este ritmo la China no buscará la supremacía planetaria sino que fomentará la paz mundial.

Durante al menos los últimos cinco años a la par del crecimiento chino en el mundo se han intensificado las relaciones comerciales con la región. El embajador dice que se trata de una relación de hace por lo menos 400 años cuando barcos llegaban cargados de porcelana y seda a esta parte del mundo; y que con Bolivia los une la propia civilización. No pierde de vista un detalle. "Según se dice los indios vinieron de Asia y me he dado cuenta que hay muchos bolivianos con rasgos asiáticos. La palabra Titicaca coincide con el chino mandarín que quiere decir ´hermano menor hermano mayor´. El monosílabo ´suyu´ de Tawantinsuyu significa región. Son los misterios de nuestra historia y nuestras culturas", completa.

Uno de los elementos disonantes de la presencia china por el mundo y su poderosa industria es la idea de que sus productos no tienen calidad. El embajador escucha la versión y la objeta al instante. "Eso no es objetivo, eso no corresponde a la realidad. Es una idea estancada en el tiempo". Cita algunos ejemplos sobre el desarrollo tecnológico y de ingeniería de alto vuelo. "El ferrocarril de alta velocidad entre Beijing y Shanghai que alcanza los 350 km/h es envidiado por los norteamericanos que desearían conexiones tan eficientes entre Washington y Nueva York; sistemas operativos de desarrollo en todos los campos, servicios de transporte modernos, comercio y uso de la más avanzada tecnología". Dice que en los últimos años China ha fomentado la economía de mercado y apoya los emprendimientos privados. "La economía de ´Alibaba´, es la de 140 países juntos, sus acciones han superado a las de Amazon, y Tencent quien administra la APP Wechat con más de mil millones de usuarios ha sobrepasado a Facebook". Al lado de este impresionante desarrollo tecnológico el embajador habla de las bicicletas compartidas, los pagos electrónicos y los aviones de gran tamaño que se encuentran en fase de vuelo de ensayo.

El embajador dice que las empresas que están trabajando en Bolivia utilizan la tecnología más avanzada que asegura más de 1.190 millones de dólares de importaciones de productos fabricados por sus empresas. "Los Puma Katari de la marca Kinglong, los camiones Sinotruck, los coches Great Wall, los celulares inteligentes Huawei y ZTE, son cada vez más populares entre la gente boliviana". Además dice que sus productos han elevado el nivel de vida del pueblo boliviano. "Tenemos parecidos geográficos y culturales; nuestra misión en Bolivia está dispuesta a promover el intercambio cultural y de comunicación con el objetivo de crear mejores condiciones para la cooperación pragmática".

En los últimos años China mantiene el mayor crecimiento económico mundial. Su PIB ha aumentado a 12.000.000 millones de dólares, contribuyendo en un 30% al crecimiento de la economía global. Destaca que 60 millones de personas han salido de la pobreza, de un índice del 10,2% a menos del 4%. El embajador asegura que su país ha desarrollado la economía digital y otras industrias emergentes y ha impulsado la construcción de infraestructuras de líneas férreas de alta gama, carreteras, puentes, puertos y aeropuertos. Pero además afirma que se han consolidado importantes logros científicos y tecnológicos como el módulo espacial Tiangong; el batiscafo tripulado Jiaolong; el Tianyan, el mayor radiotelescopio esférico del mundo; el Wukong, satélite explorador de partículas de materia oscura; el Mozi, un satélite de teleportación cuántica; y grandes aeronaves.

 

 

¿Por qué China ha podido conseguir tantos logros?

Hemos encontrado un camino socialista con peculiaridades chinas a nuestras propias condiciones de desarrollo. En primer lugar el PCCh promueve la modernización para gobernar aprovechando el sistema socialista.

En segundo lugar, tenemos un sistema político con muchas ventajas; la dirección del Partido Comunista de China y la cooperación constructiva con los demás partidos y las organizaciones sociales, nos permiten alcanzar objetivos comunes. En otros países hay siempre una gran disputa entre los partidos y esto hace que a veces no se vean los intereses de largo alcance hacía el desarrollo. En la China todos se esfuerzan por promover el crecimiento a través de una democracia consultiva socialista con la Asamblea Popular Nacional y la Conferencia Consultiva Política a la cabeza; cada decisión importante es puesta en consulta para tomar decisiones que enriquezcan la democracia y sean buenas para la población.

En tercer lugar, promovemos el desarrollo científico. A lo largo de la historia China ha tenido periodos de recesión que se han superado porque el partido supo rectificar y dirigirse a la dirección correcta. El incremento del bienestar del pueblo constituye el objetivo fundamental de nuestro desarrollo. Construiremos una China de paz, salvaguardando la armonía y la estabilidad social a fin de garantizar el orden y la tranquilidad del pueblo en su vida y en su trabajo.

Y por último, la creencia en nuestra propia cultura constituye la fuerza fundamental del desarrollo. La cultura china no es como la cultura occidental en la que priman las ideas individuales, en China cuidamos la armonía del hombre con la naturaleza y el concepto de familia, por eso es una civilización muy especial y diferente. China persiste en tener sólidamente arraigado el sublime el ideal común del socialismo con peculiaridades chinas; cultivar y practicar los valores socialistas esenciales e impulsar la transformación creativa y el desarrollo innovador para ofrecer al pueblo una guía espiritual.Como lo indicó el presidente Xi Jinping en su informe ante el XIX Congreso Nacional del PCCh, el socialismo con peculiaridades chinas ha entrado en una nueva época, lo que comporta una nueva posición histórica del desarrollo de nuestro país. Hemos propuesto el establecimiento de un nuevo tipo de relaciones internacionales y la estructuración de una comunidad de destino de la humanidad. A cambio de que en algunos países desarrollados surgió una tendencia de antiglobalización y proteccionismo, China participa y promueve el proceso de globalización activamente, desarrolla una economía abierta del más alto nivel, beneficiando a todos los países del mundo con su propio desarrollo, y contribuyendo con la sabiduría china y el plan chino a la resolución de los problemas de la humanidad.

Su país se ha convertido en el principal socio comercial en la región, ¿a qué factores atribuye usted la expansión de sus empresas en esta parte del mundo?

En los últimos diez años, China ha invertido un total de 217.000 millones de dólares en América Latina. En 2016, invertimos 27.200 millones de dólares en el mismo continente, que representa un incremento del 115,9% con respecto al 2015. China se ha convertido en el principal destino de exportaciones de Brasil y Chile y la tercera fuente de importación de América Latina. Más de 2.000 empresas chinas están trabajando en diversos campos en la región. Un informe señala que China ha creado en los últimos 20 años 1,8 millones de puestos laborales en Latinoamérica. En el futuro, China intensificará su cooperación con esta región en los campos de la energía, la minería, la infraestructura, manufactura, innovación tecnológica y la informática.

¿Por qué la cooperación ha crecido tanto en tan corto tiempo?

China y la mayoría de los países latinoamericanos estamos en vías de desarrollo. El espíritu cooperativo de igualdad, beneficio mutuo y desarrollo común sienta una base sólida para la profundización de la cooperación entre China y América Latina. Por otra parte, hay una fuerte complementariedad económica entre ambas partes. América Latina tiene abundantes recursos naturales y China tiene suficientes fondos y tecnologías avanzadas y una gran capacidad financiera; China está promoviendo activamente la cooperación internacional en la construcción de la Franja y la Ruta, la cual va a beneficiar a nuestros socios de cooperación de la región. Bajo el marco de la Franja y la Ruta, a China le gustaría participar activamente en la planificación estratégica para el desarrollo económico de todos los países latinoamericanos, con objetivo de intensificar el acoplamiento de las estrategias y apoyar la construcción económica y social de todos los países de la región. Nuestras poblaciones representan un tercio de la del mundo, nuestras economías una quinta parte del globo y la superficie territorial significa una quinta parte del planeta. En esas condiciones las perspectivas de cooperación entre China y América Latina son amplias.

En el caso de Bolivia, ¿a qué niveles ha llegado esa cooperación?

En la actualidad China es el primer proveedor de financiamiento a Bolivia y su segundo socio comercial; ambas partes estamos desarrollando grandes proyectos. Huawei (Privada) y ZTE (Mixta) están construyendo el 75% de las torres de transmisión en Bolivia, quiere decir que detrás de cada llamada de celular están los esfuerzos de las dos empresas. También China ha construido el satélite Tupac Katari que ha recibido un premio en Europa y ha mejorado la transmisión y comunicación a lugares alejados con grandes ganancias para Bolivia. Otro ejemplo es el Proyecto de Seguridad Ciudadana BoL-110 cuyo objetivo es establecer un sistema integrado de mando y control que abarca la seguridad urbana nacional, la vigilancia fronteriza y la seguridad en las principales ciudades de Bolivia. Además, la dotación de equipamiento para la Aduana que eleve la eficiencia de sus procesos de control. La construcción de carreteras es otra fuente que sentará las bases del futuro del desarrollo del país, las carreteras van a ser fundamentales para el desarrollo y para sus exportaciones. Las obras contratadas por las empresas chinas en Bolivia alcanzan los 6.670 millones de dólares. Docenas de carreteras construidas por las empresas chinas han superado más de 1.300 kilómetros sentado bases sólidas para mejorar la infraestructura de transporte y el proceso de industrialización. Hemos firmado un contrato comercial con Bolivia para construir la planta de hierro del Mutún. Una vez culminada su construcción la producción anual de acero estará entre las mejores de América Latina.

¿Las empresas que han llegado a trabajar en Bolivia tienen relación con el sector gubernamental de su país o son empresas privadas que actúan independientemente del Gobierno?

Según lo registrado hay 58 empresas chinas de gran tamaño en Bolivia y 80% de ellas son nacionales. Trabajan principalmente en seis áreas como la minería, la energía eléctrica, la infraestructura de transporte, las comunicaciones electrónicas, la importación y exportación y los hidrocarburos. La economía de mercado socialista garantiza la posición equitativa en el mercado de las empresas nacionales y privadas. Algo importante es que la Embajada de China insiste en que las empresas de mi país en Bolivia cumplan con las leyes locales, respeten las costumbres y contribuyan activamente a las comunidades. En los últimos tres años, nuestras empresas han creado más que 4.000 oportunidades laborales. Al establecerse en Bolivia, las empresas chinas se han vuelto empresas locales y juegan un papel activo en el desarrollo económico y social de este país.

¿Cuáles son los grandes desafíos de la presencia china en Bolivia?

China y Bolivia están muy alejadas geográficamente pero cuentan con sus propias culturas y tradiciones diversificadas y brillantes, dándonos oportunidad de poner en contacto con diferentes estilos de vida y formas de pensar. En el futuro, creo que ambos debemos buscar un terreno común que deje de lado sus diferencias para aprender de la esencia de las culturas y de las ventajas y fortalezas mutuas para lograr un desarrollo compartido.

¿Considera que la presencia de empresas china marca un antes y un después en el sentido que más allá de los gobiernos que administran el Estado, permanecerán asentadas en Bolivia?

China y Bolivia somos confiables amigos y compañeros. Las relaciones entre China y Bolivia siempre han mantenido el principio de respeto mutuo e igualdad y se han convertido en un modelo de beneficio mutuo y en el que todos ganan. Las empresas chinas consideran a Bolivia como socio importante y a largo plazo, tienen planes a largo plazo para la cooperación con Bolivia y están dedicadas a profundizar sus operaciones apoyando el desarrollo económico y social de Bolivia. En el futuro, tanto China como Bolivia deberían aprovechar plenamente las ventajas de la confianza política mutua, complementariedad económica e integración cultural y continuar aumentando el contenido estratégico de la cooperación consolidando grandes proyectos como autopistas, aeropuertos, ferrocarriles, centrales hidroeléctricas, y expandiendo la cooperación en las áreas aeroespaciales, telecomunicaciones, ciencia y tecnología; en la promoción del desarrollo y la industrialización de Bolivia. Estoy convencido de que la cooperación pragmática entre China y Bolivia continuará mejorando su calidad y actualizando en beneficio de los dos países y sus pueblos.

CHINA EN LA

PRESERVACION DEL MEDIOAMBIENTE

Problemas como contaminación, clima, gases tóxicos son en esencia el tratamiento del medioambiente. Ahora nosotros hablamos de que el medioambiente bien preservado es una gran fortuna. El ser humano y la naturaleza forman una comunidad de vida, por lo que aquel debe respetar a esta, adaptarse a ella y protegerla. Solo observando las leyes de la naturaleza podrá el ser humano evitar los zigzagueos en su explotación y aprovechamiento; si el ser humano daña a la naturaleza, tarde o temprano él mismo resultará perjudicado. Es una ley inexorable.

Puesto que la modernización que vamos a construir será una modernización en la que el ser humano y la naturaleza coexisten armoniosamente, para lo que debemos crear más riquezas materiales y espirituales para satisfacer la creciente demanda del pueblo de una vida mejor. También ofrecer más productos ecológicos de calidad para cubrir la creciente necesidad del eco-ambiente. Tenemos que mantener la directriz de priorizar el ahorro de recursos, dar prioridad medioambiental y considerar la regeneración natural del medioambiente, creando una configuración de espacios, una estructura sectorial, una modalidad de producción y un estilo de vida propicios al ahorro de recursos y a la preservación. China se esforzará en los siguientes aspectos:

I. Impulso del desarrollo ecológico. Hay que acelerar el establecimiento de un sistema jurídico para la producción y el consumo ecológico como la elaboración de las políticas orientadoras e implantar un sistema económico completo basado en un desarrollo ecológico, circular y bajo en carbono. Se establecerá un sistema innovador de tecnologías ecológicas orientado al mercado, se desarrollarán las finanzas ecológicas y se robustecerán las industrias de ahorro energético, protección medioambiental, producción limpia y energías limpias.

II. Resolución enérgica de los principales problemas medioambientales. Persistiremos en el tratamiento conjunto y en la prevención y saneamiento en los orígenes; aplicaremos la prevención y el tratamiento de la contaminación atmosférica, con el propósito de ganar la batalla en defensa de los cielos azules. Aceleraremos la prevención y el tratamiento de la contaminación hídrica, intensificaremos la gestión y el control de la contaminación edáfica y la rehabilitación del suelo, potenciando el tratamiento de los desperdicios sólidos y las basuras. Hay que fijar normas más estrictas sobre la emisión de contaminantes, intensificar la asunción de responsabilidades por parte de los emisores. Configuraremos un sistema de tratamiento del medioambiente por el que los gobiernos desempeñen un papel dirigente, las empresas actúen de protagonistas y las organizaciones sociales y el público participen conjuntamente. Tomaremos parte activa en el tratamiento del medioambiente mundial y cumpliremos nuestro compromiso de reducir las emisiones.

III. Intensificación de la protección del sistema ecológico. Desplegaremos la reforestación del territorio nacional, impulsaremos el tratamiento integral de la desertificación, la degeneración de terrenos en pedregales, la pérdida de agua y la erosión del suelo, intensificaremos la protección y rehabilitación de los humedales, y reforzaremos la prevención y el control de los desastres geológicos. Protegeremos estrictamente las tierras de cultivo, extenderemos el ensayo de la rotación y el barbecho de labrantíos, completaremos el sistema de rehabilitación de tierras de cultivo, prados, bosques, ríos y lagos, y estableceremos un mecanismo diversificado de compensación por motivos ecológicos.

IV. Reforma del régimen de supervisión y control del entorno ecológico. Tenemos que fortalecer el diseño general y la organización y dirección de la construcción de la civilización ecológica, y establecer instituciones de administración de los activos estatales en recursos naturales y de supervisión y control de los ecosistemas naturales, para que perfeccionen el sistema de administración del entorno ecológico. Estructuraremos el sistema de explotación y protección del espacio territorial, mejoraremos las políticas complementarias para las zonas con funciones prioritarias e implantaremos un sistema de reservas naturales que tendrá los parques nacionales como sujetos. Asimismo, hemos de poner coto con firmeza a toda actividad que dañe el entorno ecológico y sancionarla decididamente.

Suggest To A Friend :   
Print