Portada > En los ojos de diplomáticos
Responder activamente al cambio climático
2016/03/22

Wu Yuanshan, Embajador de China en Bolivia

El sábado 12 de diciembre, se aprobó el acuerdo final de la Cumbre Climática en París (COP21), el cual traza un claro curso para la cooperación global contra el cambio climático a partir del 2020, lo que representa un hito en el proceso del desarrollo sostenible en el ámbito mundial. Entre los arduos esfuerzos hechos por los diferentes Estados, se destaca la contribución constructiva de China para promover el logro del acuerdo final de la COP21.

Durante la inauguración de la Conferencia Climática de la ONU en París, el 30 de noviembre del presente, el presidente chino Xi Jinping pronunció el discurso titulado “Trabajando mano a mano para establecer un mecanismo de gobernanza climática basado en la cooperación mutuamente beneficiosa, la equidad y la razón”, que fortaleció desde un inicio las negociaciones para alcanzar un acuerdo final, y a la vez emitió a la comunidad internacional una señal positiva de que China se está fortaleciendo para enfrentar el cambio climático, impulsando activamente el desarrollo y una gobernanza verde global.

Siendo el país más grande en vías de desarrollo, China se adhiere a la carrera de un desarrollo verde, bajo en carbono, reciclable y sostenible;y para tal efecto, en el ámbito nacional impulsa actualmente, con éxisto, la gestión medioambiental, el ahorro de energía y la reducción de emisión de gases de efecto invernadero, así como también el desarrollo de tecnología verde baja en carbono. Adicionalmente, en el ámbito internacional aume su responsabilidad respeto al calentamiento global, participando en las conversaciones mundiales, apoyando a los países en vías de desarrollo contra el cambio climático, promoviendo las negociaciones climáticas globales y fomentando nuevos acuerdos para contrarrestar este fenómeno climático.

El gobierno chino se compromete a trabajar para que sus emisiones de CO2 por unidad del PIB se reduzcan entre 60 a 65 por ciento en el 2030, en relación con el nivel registrado en la gestión 2005, y anuncia la creación del Fondo de Cooperación Sur-Sur para el Cambio Climático, de hasta 20 mil millones de yuanes (moneda china), equivalentes a $us 3.134 millones, para la gestión climática global, lo que refleja una vez más el apoyo de China en esta materia.

El combate al cambio climático es una tarea común de la humanidad. La armonía entre el hombre y la naturaleza propuesta por China coincide con el principio de Vivir Bien formulado por Bolivia; ambas visiones abogan por la búsqueda de un desarrollo equilibrado entre lo socioeconómico y lo ecológico-ambiental. Lastimosamente, los países occidentales desarrollados emprendieron tras la Revolución Industrial el proceso de “gobernar luego de contaminar”, que trajo consecuencias irreversibles para el medio ambiente del planeta. Hoy en día, los países del mundo, especialmente los en vías de desarrollo, tenemos que impulsar el desarrollo verde, reciclable y bajo en carbono, ahorrando la energía y reduciendo la emisión de gases, mientras incrementamos sosteniblemente la calidad de vida de los pueblos.

El presidente Xi señaló que “el acuerdo de París no es un destino, sino un nuevo punto de partida.” En este pacto se exige a la sociedad internacional el esfuerzo común de largo plazo para responder el calentamiento global, que afecta a toda la humanidad. China intensificará la cooperación con los demás países para afrontar el cambio climático, extendiento el intercambio y comunicación con Bolivia, entre otros países en vías de desarrollo, con el fin de elevar la capacitad de tratar dicho problema, para proteger conjuntamente a la Madre Tierra (Pachamama), con el fin de lograr el desarrollo socioeconómico, y así generar nuevas contribuciones para materializar un desarrollo sostenible de nivel avanzado, y establecer las relaciones internacionales de colaboración y beneficio mutuo.

Suggest To A Friend :   
Print